Machu Picchu gasolero

Si bien ya conocíamos Machu Picchu, no queríamos dejar de ir por segunda vez.

En parte porque la vez que fuimos, estábamos muy cansados y no pudimos disfrutarlo como queríamos y en parte por que es mágico. Tiene una energía que te atrapa. No te queres ir. No podés dejar de verlo y maravillarte.

 

DÍA 1

Desde Cusco, decidimos ir hasta Santa Teresa en la combi, que creíamos que era lo más cerca que podíamos ir.

Cerca de Cusco, están las Salinera de Maras, que fue nuestra primer parada.

Las Salineras de arriba
Salinera de maras

 

Se paga una entrada y se puede quedar todo el tiempo que quieras. La entrada es de 10 soles (2,5 u$d)

Nosotros llegamos junto con todos los tours, pero como no teníamos apuro, cocinamos, almorzamos y aprovechamos a hacer el paseo y sacar fotos cuando todos se fueron.

Es un paseo que no dura más de media hora.

De ahí seguimos hasta Ollataytambo donde paramos a dormir.

 

DÍA 2

Al otro día, nos golpeó la policía que no podíamos estacionar donde estábamos, así que bien temprano seguimos viaje.

Llegando a la punta más alta de la montaña, antes de empezar a bajar a la selva.

Camino a Santa María, el clima y el paisaje empezó a cambiar.

Salimos de la Montaña y el frío y estamos a la Selva y su clima tropical.

Hasta Santa María hay ruta, y desde ahí hasta Santa Teresa, son 21 km de camino de ripio y cornisa.

Nosotros tardamos aproximadamente una hora en llegar. Da un poco de miedo por partes, pero el paisaje es  alucinante.

Una vez en Santa Teresa, nos fuimos a pasar el resto del día a la Termas. La entrada son 10 soles y abren hasta las diez de la noche.

Hay tres piletas de distintas temperaturas y la vista a la selva y  las montañas es increíble.

Nos quedamos maravillados con este lugar y además descansamos y nos relajamos.

 

DÍA 3

Al otro día, nos fuimos camino a Hidroelectrica. En las Termas nos habíamos cruzados con unos franceses que estaban haciendo Alaska – Ushuaia y nos dijeron que había un lugar donde estacionar el auto, muy cerca d ela hidroeléctrica.

Allá fuimos y unos 500 metros antes de legar vive un hombre que guarda los autos dentro de su casa.

Dejamosla combi, armamos las mochis y salimos caminando por el costado de las vías.

Son 10 kilómetros de un camino espectacular. Selva, humedad, lluvia, sol, calor, el río Urubamba, las montañas inmensas, altísimas y las vías. Si uno va mirando para arriba, se puede ver el Machu Picchu de abajo, nosotros lo vimos!

Camino a Aguas Calientes
10 Km al lado de las vías

 

Cuando llegamos a Aguas Calientes (otra ciudad que nos encantó), nos tocaba encontrar un hotel donde dormir. Uno bien barato. Ya destruidos de tanta caminata y sin ganas nos pusimos a buscar y a pelear precios.

Encontramos uno a 20 soles por persona (6 U$d) que tenía baño privado, ducha caliente (semi caliente) y wifi. Además estaba limpio y cerca de la plaza, así que ahí nos quedamos.

Peleen el precio, haganmé caso, por experiencia, siempre se puede conseguir por unos soles menos.

Nos bañamos, fuimos a comer un menú y a descansar.

 

DÍA 4

Al otro día, nos levantamos y fuimos a desayunar a la Plaza, sacamos las entradas al Machu que salen 152 soles, o sea 50 dólares! Lo que nos pareció una locura. Mas aún, teniendo en cuenta que solo se puede estar 4 horas adentro.

Sacamos la entrada para las 13 horas, ya que a esa hora la mayoría de los tours están volviendo y se puede disfrutar mucho mas del lugar. Además tuvimos el bonus de que como a las 17.30 horas cerraba, nos regalaban media horita más.

Empezamos la subida a la Montaña cerca de las 11, previa discusión con los guardias que no nos querían dejar subir con tanto tiempo de anticipación (¿¡?¡).

El camino es MUY duro, muy empinado y se hace largo.

Llegamos 12.45 con el tiempo justo para comer algo antes de entrar (adentro no se puede comer). A las 13 estábamos entrando con un grupo de turistas y un guía.

Regateamos el precio a morir del guía. De 20 soles por persona, entramos los dos por 20 soles.

Fue genial ir con guía por que pudimos conocer la historia del Machu Picchu, caminamos por los lugares mas importantes y sacamos muchas fotos.

Maravilla del Mundo
Magia

Una recomendación: saquen todas las fotos que quieran sacar en ese momento, porque el camino es solo ida, o sea, no se puede volver después a un lugar por el que ya pasaste. Y mucho menos salir del sendero.

Terminamos la visita cerca de las 16.30 horas y nos quedó una hora para pasear por cuenta nuestra. Fuimos de los últimos en salir.

Otra recomendación: no se olviden el pasaporte, ya que se puede sellar. Nosotros nos lo olvidamos.

Cerca de las 18.30 ya estábamos llegando a Aguas Calientes, ya que el camino a la bajada es mucho más fácil.

Nos bañamos, pagamos otra noche de hotel y nos fuimos a comer al Mercado, bien rico y abundante, y barato.

 

DÍA 5

El último día en Aguas Calientes, caminamos por la Plaza, tomamos mates y volvimos caminando hasta la Hidroeléctrica. Casi 3 horas de caminata y a buscar a la combi, que tanto extrañamos estos días.

Volvimos a Santa Teresa cerca del mediodía y fuimos directo a las termas a descansar el cuerpo después de tantos km caminados.

Las Termas son el paraíso.

 

Una experiencia alucinante y lo más barato posible que pudimos hacerlo.

Si tienen dudas o comentarios, no duden en dejarlos acá abajo!

 

Deja un comentario