¿Qué ver y qué hacer en Ayacucho?

 

Antes de salir de viaje, habíamos visto fotos de un lugar que se llamaba Las Aguas Turquesas del Millpu. La verdad que el lugar era poco conocido, pero increíble. Así que nos pusimos a averiguar y muchas horas de Google y Maps después, armamos un camino que nos llevaría a Ayacucho, y de ahí a las Aguas Turquesas.

Salimos desde Santa Teresa, sabiendo que teníamos que recorrer aproximadamente 650 km, pero el GPS marcaba 15 horas.

Una locura, pero así fue.

Fueron  3 días de viaje, por la montaña, con incontables curvas, subidas y bajadas. Atravesamos montañas, cruzamos pueblitos perdidos, dormimos donde nos encontraba la noche, almorzamos al aire libre, agarramos calor, frío, lluvia, neblina, altura y hasta un corte de ruta.

Los paisajes que vimos nos dejaron alucinados. Las montañas parecían pintadas. Un camino que vale la pena hacer.

Cuando llegamos a Ayacucho, encontramos un estacionamiento a dos cuadras de la plaza (Ayacucho es una ciudad grande y en las ciudades grande por lo general buscamos un garaje, para estar mas tranquilos), peleamos un poco el precio y por 20 soles nos dejaban estacionar y dormir ahí.

Paseamos por la Plaza de Armas y  enseguida nos dimos cuenta de su parecido con Cusco. Es MUY PARECIDA, pero muchísimo menos turístico.

Habremos visto 5 o 6 turistas, como mucho, el resto era gente local.

La gente nos preguntaba cómo habíamos llegado ahí.

Ayacucho es la ciudad que más Iglesias tiene en Perú, un total de 33 Iglesias, nosotros visitamos solo 2, pero vimos como 15 caminando por el centro. También tiene unos helados riquísimos, que comimos todos los días.

También ahí hacen el Pan Chapla, un pan único en la región, pero a nosotros no nos gustó.

Y los sábados y domingos en la Plaza de Armas vende helado artesanal propio de la región, por supuesto que lo probamos, a mi me gustó y a Rodrigo no.

 

¿Qué hacer en Ayacucho?

Los 7 Cañones de Qorihuillca

Uno de los días que estuvimos ahí, nos pusimos en contacto con Heli de Esmeralda Tours que nos llevó a conocer los 7 Cañones de Qorihuillca.

Nos tomamos un bus que nos dejó cerca. Toda una experiencia viajar en un bus como sardinas y con el bus que parecía que se iba a desarmar en cada esquina.

Caminamos unos kilómetros y llegamos a los Cañones. Un lugar increíble que todo el tiempo me hacía acordar la película 24 horas, no se si la vieron.

Recorriendo los Cañones

Caminamos horas por los Cañones, sacamos fotos, paramos a descansar, comimos algo y disfrutamos del día y de los cambios climáticos dentro de los cañones.

Cañones de Corihuilca

 

El guía además, nos hizo una sesión de fotos!

Estabas con muchísimo calor, te adentrabas al Cañón y hacía un frío! Toda una experiencia, que súper recomendamos si van a Ayacucho.

 

Las Aguas Turquesas

Otro de los días nos tocó ir a conocer las soñadas Aguas Turquesas con Huancaraylla Tours.

Salimos bien temprano a la mañana, ya que teníamos 3 horas de viaje. En el medio paramos a desayunar, nosotros no desayunamos porque el camino es muy complicado (curva, contra curva, subida, bajada) y estábamos los dos con el estómago cerrado.

Camino a Millpu

Después de tres horas, llegamos al inicio de la caminata, nos recibieron con un té de bienvenida y salimos caminando.

Aproximadamente 1 km después las vimos. Las aguas turquesas. Estaban ahí, como en la foto, pero en vivo  y en directo. Un color que parece increíble.

Nosotros habíamos pensado que estaban súper editadas las fotos, pero no, es así o mejor aún.

Caminamos, las vimos desde arriba y desde abajo, nos metimos (solo hay una parte donde te podés meter, para preservar el lugar), sacamos fotos y nos maravillamos con el lugar.

Por momentos me sentía en Avatar, que paisaje! De lo mas lindo que vimos en Perú y en el viaje!

Desde el mirador

El agua está CONGELADA, nivel te armen los pies. Pero igual nnos metimos un ratito. Estando ahí, si o si queríamos tocarla!

Seguimos caminando, vimos cascadas y al final, nuestro guía Freddy nos contó la historia, cómo habían sido descubiertas turisticamente (en el 2015) y a que se debe su color.

Un lugar increíble

A la vuelta de la caminata, nos comimos tremenda trucha frita. Riquísima. A 10 (2,5 u$d) cada una, con refresco, papas, ensalada.

El camino de vuelta también los sufri bastante (Rodrigo no tanto), pero la verdad es que no veía la hora de llegar y se hizo larguísimo.

Sin dudas, fue uno de los lugares mas increíbles que conocimos en este viaje.

 

La Plaza de Armas y el Centro Histórico

Otro día nos dedicamos a pasear por la Plaza y el Centro. Caminamos, fuimos al Mercado, a la Iglesia y almorzamos en  Las Tinajas.

La Catedral

Lugar que súper recomendamos,  está ubicado frente a la Plaza, en un primer  piso y tiene tremendas vistas desde su balcón, donde comimos nosotros.

Probamos una de las comidas típicas de la ciudad: salchitinajas con un cuarto de pollo, cremas , ensalada y jugo de naranja.  Estaba riquísimo todo.

Comiendo como se debe en Las Tinajas

 

La vista desde Las Tinajas

También probamos el Pan Chapla y el helado artesanal.

Vimos la vida local de fin de semana, y aprovechamos a descansar antes de seguir viaje.

 

————————————–

 

Espero que les haya gustado y les sirva esta guía si van a Ayacucho, nosotros no encontramos mucha infomación,  así que esperamos que les sea útil.

Dudas o comentarios, los pueden dejar acá abajo!

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario