Ancash, un sueño

Luego de unos días de ciudad en Lima, salimos rumbo a la Región Ancash, con ganas de conocer el Parque Huascarán y las conocidas lagunas: Laguna 69 y Laguna Parón.

La primer ciudad en la que paramos fue Huaraz, donde sentimos el terremoto de 8.5 puntos que tuvo su epicentro en la selva.

Fue cerca de las 2 am, yo me desperté sintiendo como se movía la combi y lo llamé a Rodrigo. En un primer momento pensamos que alguien quería abrirla, pero no había nadie. Nos acostamos pensando que habría sido ese movimiento.

Al otro día nos levantamos y encontramos los mensajes de nuestros familiares y amigos, para ver como estábamos. Por suerte no pasó nada.

En Huaraz aprovechamos a conocer la ciudad, conocimos a Jimmy que nos llevó a comer pizza y nos regaló un gorro peruano y nos resguardamos de la lluvia.

La plaza de Huaraz
Con Jimmy comiendo unas pizzas

Al día siguiente partimos a Yungay, pero antes pasamos por las termas de Monterrey donde nos quedamos unas horas.

No son gran cosa, pero la entrada es barata (5 soles) y está bueno para relajarse un rato.

Llegamos a Yungay a la tarde, caminamos el publito, tomamos mates en la plaza y preparamos todo para el día siguiente.

LAGUNA 69

Nos levantamos bien temprano, y salimos rumbo a la base de la Laguna.

Para llegar hay que hacer un camino de 30 km de ripio en pésimo estado. El camino está muy roto y con pozos. Tardamos mas de 1 hora en llegar.

La entrada al Parque Nacional Huascaran cuesta 30 soles por persona (que son apróx 10 dólares), con esa entrada solo se puede permanecer un día dentro del parque (sin pasar la noche). Por dos días sale 60 soles.

El Parque es hermoso y nos hubiera encantado quedarnos unos días, pero el valor de la entrada estaba fuera de nuestro presupuesto. Sus paisajes son alucinantes.

Conocimos la Laguna Llanganuco, que nos asombró su color y tipo 9 empezamos la caminata hacia la Laguna 69.

Laguna Llanganuco

 

Fueron 8 km de camino por la montaña. Si bien al principio el camino es plano y muy llevadero, se empieza a poner heavy, y la última parte es la muerte.

No quiero ser exagerada pero fue el trekking más difícil que hice.  Por momentos me parecía que no iba a llegar, pero estando cerca no podía pegar la vuelta.

La verdad que los últimos 2 km los sufrimos bastante, son empinados y  con piedras que molestan bastante a medida que caminás.

Por suerte tipo 1 llegamos. Nos llevó mas de 4 horas de caminata.

Llegamos a la mejor hora porque todos los tours empezaban a irse y después de media hora, estábamos los dos solos con la laguna.

Laguna 69 para nosotros solos!
La emoción de haber llegado!

Imponente. Un color alucinante (más aún cuando le da el sol). Fue increíble estar ahí, en silencio, viendo la laguna y los nevados.

Un momento de conexión con la naturaleza, que fue emocionante.

Después de comer algo, sacar fotos y escuchar un ruido que parecía una avalancha, decidimos volver.

Nos quedaban 8 km de vuelta. La vuelta fue bastante más rápida, ya que casi todo el tiempo es de bajada.

De todas formas al último no queríamos mas que llegar a la combi, bañarnos y descansar las piernas.

Tardamos 2 horas y media para volver. Fue un experiencia inolvidable, que recomendamos a la gente que le guste mucho el trekking.

 

LAGUNA PARÓN

Al otro día, después de dormir en Yungay, salimos para Caraz, el próximo pueblito, desde donde iríamos a la Laguna Parón.

Unos mates en Caraz

En Caraz compramos proviciones, caminamos por la plaza y tipo 3 de la tarde salimos para la Laguna.

Si el camino a Laguna 69 nos pareció pésimo,  este era cinco veces peor.

Intransitable. Tardamos mas de 2 horas en recorrer 50 km, sufriendo por la camioneta.

La verdad que es un camino cero recomendable, pero estuvimos felices de ir en la combi y podernos quedar 3 días al lado de la Laguna en nuestra casita.

La Laguna Parón cuando llegamos
Caminata matutina

La Laguna Parón fue uno de los lugares mas increíbles y hermosos que conocimos en el viaje.

Los nevados, el color de la laguna, todo. TODO es perfecto.

El primer día llegamos a la tardecita, así que tomamos mates y subimos a un mirador que está por ahí cerca.

A la nochecita llegaron unos franceses que estaban en carpa y nos quedamos hasta tarde charlando con ellos y tomando mates. Hacía MUCHO frío, pero el cielo estaba increíble.

Después ellos se fueron a dormir y nosotros nos envolvimos en las mantas y nos quedamos mirando el cielo.

Uno de los cielos mas maravillosos que vi. Sin contaminación lumínica, vimos miles de estrellas y algunas fugaces. Un momento mágico.

Mucho frío en la laguna
Atardecer en la Laguna Parón

Al día siguiente caminamos alrededor de la laguna, cocinamos rico, descansamos, y disfrutamos de estar ahí. También merendamos con los franceses, pero ese día no salimos a ver el cielo porque hacia tremendo frío.

Al tercer día subimos al otro mirador, desde donde mejor se parecía todo el paisaje. Desayunamos llenándonos los ojos de ese lugar y antes del mediodía salimos para el pueblo.

Subiendo al mirador con nuestros amigos franceses

El camino es de una sola vía, por lo que cuando se encuentran dos vehículos, uno tiene que retroceder hasta donde haya un poco mas de lugar, para poder pasar los dos.

Una aventura el camino. Cruzamos varios autos en el camino.

En la Laguna también se puede hacer kayac o bote y hay muchas caminatas para hacer,  nosotros no hicimos ninguna porque ya nos bastó con la de Laguna 69.

A la vuelta, comimos en un Mercado de caraz, probamos la papa a la Huancaína y salimos rumbo a la costa.

 

CAÑÓN DEL PATO

Cunado salimos de Caraz, el GPS nos marcó el camino.

Nos llevó por el Cañón del Pato, fue lo mejor que nos podría haber pasado!

La combi en el Cañón del Pato

 

Una de las mejores rutas que recorrimos

Que camino, por favor! De los mejores que nos ha tocado recorrer en todo el viaje.

Una sola vía, de una lado precipicio, del otro lado las paredes del Cañón y muchísimo túneles que lo atraviesan.

En algunos túneles no se ve el final. No les pueda explicar los nervios y la adrenalina de hacer ese camino.

Si pueden, VAYAN, no lo duden.

————————————————————————————————————————

Ese fue nuestro recorrido por la región de Anchash, hay mucho mas para hacer, pero esta guía está basada en nuestra experiencia.

Dudas, preguntas o comentarios, los leemos acá abajo!

 

Deja un comentario